viernes, 14 de septiembre de 2007

El monopolio: "Bill Gates"

El Gobierno acusa a Bill Gates de actuar como un "monopolio vigilante"
Las autoridades estadounidenses piden que Microsoft sea condenada
EFE

El Gobierno de Estados Unidos quiere echarle el guante a Bill Gates por entener que su empresa actúa como un "monopolio vigilante" que no permite la aparición de competidores. Ayer, en la última fase de la vista oral del juicio que se sigue contra Microsoft, el Departamento de Justicia pidió que la empresa de Redmon fuera condenada; inclusó recordó que Gates estudió un acuerdo ilegal con su rival Netscape y declaró que esta clase de pactos es lo que quiere evitar.
El Gobierno estadounidense pidió ayer a la Justicia que condene al gigante de la informática Microsoft, porque si no, "no hay un fin a la vista" para el dominio aplastante de la empresa del magnate Bill Gates en el mundo de los ordenadores. Casi un año después de la primera audiencia, el mayor proceso antimonopolio de la historia estadounidense ha entrado ya en su último tramo, con las alegaciones finales de los abogados del Gobierno y los de Microsoft.
Las autoridades de Washington y 19 de los 50 estados de EEUU consideran que Microsoft mantiene un monopolio en los programas de ordenadores personales, y que usa ilegalmente esa fuerza para conservar y ampliar su poder en esta industria.
Por su parte, los abogados de Gates, que acaba de destinar 1.000 millones de dólares para becas a estudiantes de pocos recursos de las minorías estadounidenses, incluidos los hispanos, alegan que sus acciones están destinadas a hacer frente a la cerrada competición.
La sesión de ayer se celebró en la sala de honor del tribunal, cubierta de retratos de los predecesores del encargado de esta causa, el juez federal Thomas Jackson. Para este nuevo episodio de la saga Microsoft, la sala estaba atestada y Joel Klein, jefe del departamento antimonopolio del Gobierno, estaba presente para arropar a los suyos. En un alegato de unos 40 minutos, Houck afirmó que el futuro "no puede excusar la conducta pasada de Microsoft".
Microsoft opina que su posición actual no está asegurada a causa del rápido ritmo de los cambios en el mundo de la alta tecnología, sobre todo con la emergencia del sistema de explotación libre Linux y de otros útiles para los ordenadores personales, que le obligan a innovar para ser competitiva.
El abogado Houck no dejó de señalar la ausencia de Bill Gates en el proceso, y de recordar con sorna la comparecencia ante la justicia del jefe de Microsoft en agosto de 1998. "Me abstendré de comentar la credibilidad del señor Gates", afirmó.
El vídeo de aquella declaración muestra a un Gates a la defensiva, arrogante y extrañamente desinformado de ciertas decisiones estratégicas tomadas por su empresa. Houck destacó que "una gran parte de este informe está centrado en la campaña hostil de Microsoft contra Netscape" y en "los esfuerzos de Microsoft para controlar el ritmo de la innovación". "Las compañías intimidadas simplemente ya no invierten" los recursos financieros y humanos necesarios para desarrollar productos que compitan con los de Microsoft, aseguró el letrado.
Se espera que el juez del distrito, Thomas Penfield Jackson, emita su resolución dentro de pocas semanas, según fuentes judiciales.
Microsoft posee desde el año 1991 más del 90% del mercado mundial de los sistemas de explotación gracias a su sistema Windows, una cantidad "bastante por encima de los niveles que indican un monopolio", señaló Stephen Houck, abogado representante de los 19 Estados norteamericanos asociados a la querella del Ejecutivo federal.

Bibliografía